Rodion Romanov

#LibreriaPeñaNieto

In 2012, eduacion, partidocracia, PRI on diciembre 4, 2011 at 3:14 pm

Pudo haber escogido varias formas de contestar, y escogió las peores.

Le preguntaron cuales eran los tres libros que lo habían marcado.

Vía http://www.sinembargo.mx/

Su estrategia buscó la respuesta-esperada®, le tiró a los percentiles, se quiso ver pueblo y estadista entre los académicos.

Primero la Biblia, pero no completa. Traducción: Soy tan católico como tú, pero no tanto que queme al Yunque.

Luego se entrampa entre lo que le gusta, balbucea un rato repitiendo /novela/ y /gusto/ en lo que su cabeza logra dilucidar lo que quieren que conteste, se acuerda que es (pre)candidato. Empieza a hablar de /novelas/ + /históricas/ +/noveladas/ + /política/ + /historia/, (sigue entrampado). Intenta citar lo que sabe y revuelve autores y libros.

En este último punto, el twitter, se regodea. Hace escarnio de la parte anecdótica. (Valdría la pena que Mitofsky averiguase si el publico que consume [y se consume] en el twitter lee más que el promedio del resto de los mexicanos.)

Concuerdo con algunos tuiteros que intentan hacer notar asuntos de más fondo en la pobreza de discruso de Mr. Peña cuando lo sacan 5 centímetros del guión.

Hace bolas lo que opina, con lo que esperan de su opinión, con lo que le han dicho que la gente opina, con lo que le dicen que la gente espera de su opinión. Denota su falta de plan y etsrategia, evidencía su propensión al marketing por encima de la estrategia política y muy por encima de la política.*

Tristes políticos para una triste política nacional. Triste humor en que nos consolamos sin querer ver ni responder a una realidad que tenemos en la puta nariz.

 

Que sí, ese podría ser el presidente. A ese señor le van a poner un gabinete que se dedique a la administración de este sistema político que incluye el sistema educativo que permite que un mal lector se convierta en el hombre más poderoso de este sistema. Que incluye  las efemérides inconexas de Lozano, la piratería creativa de Cordero, la intolerancia de Di Costanzo, las ‘intervenciones legistaltivas’ de Kagwachi, las mentadas de Xóchitl Gálvez, la lectura estrecha y sesgada de la izquierda pejsita, el hache-ene-ele-ene de “la maestra” y que se replica ente gobernadores amarrados, incapaces e inmóviles, y alcaldes(as) que pintan y repintan la misma calle cada trienio mientras ordeñan presupuestos preocupados de pasar la estafeta muy por encima de preocuparse por administrar las ciudades que sufren diario los ciudadanos. (ya no digamos que se esfuerzan por planear, no pido tanto… No a éstos imbéciles).

¿Cuantos sexenios vamos a seguir eligiendo de entre el mal menor que nos vendan en campañas dirigidas y curadas por dos televisoras?

¿Cuanto tiempo vamos a valorar el chiste (TT, que le dicen ahora) sobre la reflexión?

¿Cuánto tiempo nos vamos a regodear en nuestra supuesta creatividad mexicana que arregla mierda con alambritos y se ríe de la muerte que pintó Posadas y no pretende ni entender la propia?**

 

 

* Entendiendo la estrategia política como los medios y el plan. Y a la política como la operación y las políticas públicas en sí mismas. La división la acabo de hacer yo en mi mente, habrá mejores divisiones en textos mejor estructurados.

** Muy de risa y muy de 2 de noviembre de cada año pero sin poder hablar de muertos de carne y hueso, defectibles y mejorables, incapaces de redactar el obituario propio, convencidos de que los deudos se deben encargar de cajas, misas y velorios con café. Así de “desenfadados” de la muerte

Anuncios
  1. Muy buenero el análisis

  2. creo que peña nieto debió asesorarse por librerias gandhi
    le darian titulos y hasta buena publicidad…. uy ya se me ocurrio un post

    :P

    No cabe duda que cometer un error si eres figura publica o candidato a la presidencia cuesta caro y demasiado.En México lo que nos debe sobrar o quedar como consuelo es un poco de humor, y desgastemos nuestro desencanto y lo aliñemos con algo del negro.

    En realidad no voy a cuestionar las formas en que se mueven los personajes de la política ya que es evidente que poco les importa el fondo y es ahi donde la mala o la buena publicidad es cuando te catapulta.
    y esto apenas empieza

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: